sábado, 25 de diciembre de 2010

Real Madrid y el señorío perdido

Entretiempo del Real Madrid-Sevilla. En medio de la desesperación generalizada del Santiago Bernabéu por un primer tiempo mas bien pacato, al entrenador de porteros del equipo merengue no se le ocurre nada mejor que empujar al delegado de campo del equipo, un señor que debe estar rondando los 80 años (y quizá me estoy quedando corto). Una imagen fea, feísima, pero que se hace cada día mas común en la casa blanca. Ruedas de prensa llenas de quejas hacia los árbitros, actitudes patanescas hacia los periodistas, insultos hacia los árbitros que le valen suspensión al entrenador – todo esto, en el equipo del supuesto señorío.


Atrás quedaron los tiempos donde el Real Madrid era sinónimo de entereza, de grandeza, de ese je-ne-sais-quoi que lo hacía un grande entre los grandes. En los 70s, 80s y 90s se forjó la leyenda del Señorío de Chamartín, esa que hoy en día Mourinho, Florentino y sus secuaces se empeñan en enlodar. ¿Errores arbitrales? Daba lo mismo, el talento del equipo estaba por encima de eso. Y era incluso política oficial no rebajarse a discutir al respecto.

Todo lo contrario al Barcelona de los ‘80. que en medio de la desesperación por no conseguir títulos gritaba “conspiración” ante cualquier gato muerto. Y ya sabemos como le fue a los culés hasta la llegada del Messias canterano.

El juego del Barcelona de hoy, excelso como es ha trascendido las fronteras del rectángulo de juego, hasta invertir los papeles institucionales históricos del futbol español. Enloquecidos por el mejor equipo de los últimos tiempos, los merengues han incluso renunciado a lo único que siempre habían tenido: la diplomacia y la elegancia como código rector del Club. Así, Florentino gasta la plata que no tiene en traer jugadores. Mourinho no escatima en insultos, y las formas se pierden hasta el punto de atropellar a un octogenario en el entretiempo de un partido.

Todo esto pasa mientras Morata, Palanca y Adán siguen esperando por su oportunidad. Así como la esperaron Portillo, Soldado, Negredo, Valdo, y muchos otros. Y si, el Real Madrid podrá ganar la Liga, ¿pero volverá el Merengue que todos conocemos?

No hay comentarios.: