viernes, 4 de junio de 2010

¡Epidemia de lesiones!

Didier Drogba. Rio Ferdinand. Andrea Pirlo. "Chupete" Suazo. Michael Ballack. Si el miedo a la gripe porcina se apoderó de los estadios de fútbol el año pasado, este año una epidemia muy diferente amenaza con terminar la ilusión de miles de fanáticos: la epidemia de lesiones que repentinamente ha azotado a un buen número de mundialistas. Salvo milagros de último minuto todos ellos se perderán el Mundial, siendo la mayoría jugadores clave para sus selecciones, cuyas posibilidades de éxito quedan significativamente mermadas después de semejantes varapalos.

Quien más difícil lo tiene, a mi juicio, es Costa de Marfil, que no dispone de un sustituto con el mismo perfil ni el mismo cartel que el de Drogba. Estando en un grupo muy complicado (con Brasil y Portugal), la responsabilidad goleadora del equipo recaerá en su compañero del Chelsea Salomon Kalou, y en Gervinho, de destacada trayectoria a nivel de juveniles, pero de discreta temporada en la liga francesa.

Italia es otro equipo que, dado su reciente nivel de juego, echará mucho en falta a Pirlo si finalmente se confirma su lesión de pantorrilla. Ya Lippi puso en preaviso a Andrea Cossu, quien tendría que viajar de emergencia a Sudáfrica de ser necesario, aunque no juega ni siquiera en la misma posición que el 21 rossonero. Sin Pirlo, es probable que Italia sea una vez más todo corazón y poco fútbol. No hay que descuidarse igual, pues en más de una ocasión les ha bastado con esto para alzarse con la Copa.

Cabe cuestionarse después de esta semana fatídica si es realmente necesario que los equipos disputen tantos encuentros amistosos a tan poco tiempo del mundial. México acabará jugando 8 amistosos en 5 semanas antes de su debut contra Sudáfrica, Chile sucumbió a los caprichos de Bielsa con excéntricos partidos dobles en una misma jornada. Y Brasil arriesga innecesariamente a sus estrellas jugando contra un equipo de poco cartel (con todo el respeto) como Zimbabwe. Todo esto después de largas temporadas que ya nos dejaron sin la presencia de Beckham, y que tienen pendiendo de un hilo las de Pepe y Fernando Torres. ¿Vale la pena exponer a los jugadores de esta manera?

No hay comentarios.: