sábado, 25 de diciembre de 2010

Real Madrid y el señorío perdido

Entretiempo del Real Madrid-Sevilla. En medio de la desesperación generalizada del Santiago Bernabéu por un primer tiempo mas bien pacato, al entrenador de porteros del equipo merengue no se le ocurre nada mejor que empujar al delegado de campo del equipo, un señor que debe estar rondando los 80 años (y quizá me estoy quedando corto). Una imagen fea, feísima, pero que se hace cada día mas común en la casa blanca. Ruedas de prensa llenas de quejas hacia los árbitros, actitudes patanescas hacia los periodistas, insultos hacia los árbitros que le valen suspensión al entrenador – todo esto, en el equipo del supuesto señorío.


Atrás quedaron los tiempos donde el Real Madrid era sinónimo de entereza, de grandeza, de ese je-ne-sais-quoi que lo hacía un grande entre los grandes. En los 70s, 80s y 90s se forjó la leyenda del Señorío de Chamartín, esa que hoy en día Mourinho, Florentino y sus secuaces se empeñan en enlodar. ¿Errores arbitrales? Daba lo mismo, el talento del equipo estaba por encima de eso. Y era incluso política oficial no rebajarse a discutir al respecto.

Todo lo contrario al Barcelona de los ‘80. que en medio de la desesperación por no conseguir títulos gritaba “conspiración” ante cualquier gato muerto. Y ya sabemos como le fue a los culés hasta la llegada del Messias canterano.

El juego del Barcelona de hoy, excelso como es ha trascendido las fronteras del rectángulo de juego, hasta invertir los papeles institucionales históricos del futbol español. Enloquecidos por el mejor equipo de los últimos tiempos, los merengues han incluso renunciado a lo único que siempre habían tenido: la diplomacia y la elegancia como código rector del Club. Así, Florentino gasta la plata que no tiene en traer jugadores. Mourinho no escatima en insultos, y las formas se pierden hasta el punto de atropellar a un octogenario en el entretiempo de un partido.

Todo esto pasa mientras Morata, Palanca y Adán siguen esperando por su oportunidad. Así como la esperaron Portillo, Soldado, Negredo, Valdo, y muchos otros. Y si, el Real Madrid podrá ganar la Liga, ¿pero volverá el Merengue que todos conocemos?

miércoles, 7 de julio de 2010

¿Jogo bonito? ¡Juego bonito!


Cuando se quiere hablar de juego ofensivo y vistoso, se recurre con frecuencia al calificativo de 'jogo bonito', un término que está inevitablemente asociado a la Selección Brasilera de los '60 y que representa en si mismo el fruto de una dictadura idiomática. Decir 'jogo bonito' es decir Brasil, pero es también dejar por fuera a las grandes selecciones de la historia que han hecho fútbol tan exquisito que no tiene nada que envidiarle a los mejores años de la canarinha.

Es el caso de esta España, que hoy le ganó a Alemania por 1-0 desplegando ese fútbol de relojería, de toque preciso y precioso, de laterales que se despliegan y que se meten hasta la cocina a hacer desastres. El fútbol del tiqui-taca, ese término que tanto le gusta a la prensa ibérica y que tan bien describe a esta maquinita de hacer arte. Aunque haya tardado cinco partidos en mostrar su verdadera cara, España merece pasar a la historia por marcar una época, primero con la Eurocopa y el domingo, si es que finalmente consuma la hazaña.

Y es el caso también de Holanda, que aunque no tiene el brillo de la Naranja Mecánica de los 70, práctica un fútbol vertical y pragmático. Cualquiera de los dos equipos que gane, sea la Roja por presente o la Oranje por historia, estará haciendo justicia a dos culturas futbolísticas que siempre le han apostado al juego ofensivo como camino al triunfo. La final de Sudáfrica 2010 les da la oportunidad la gloria. Y a nosotros, la oportunidad de liberarnos de las cadenas del argot futbolístico, y poder gritar por primera vez algo que no sea 'jogo bonito'. Esperemos que el mundo se contagie esta vez con el juego bonito.

Abonados a la épica


Hoy finalmente se acabó el sueño charrúa en Sudáfrica. Luego de un intenso partido en el Green Point Stadium de Ciudad del Cabo, Uruguay terminó cayendo 2-3 contra la Naranja Mecánica 2.0, vertical y furibunda como en todo el Mundial. Y si bien es el final de un sueño, la Celeste le dio a los 31 equipos restantes una lección de como jugar con garra y corazón.

Lo irónico del tema, es que Uruguay perdió su único partido de la Copa haciendo lo que nunca había podido hacer con claridad: poseer el balón con autoridad, tocar e incluso marear a la defensa contraria. Con 1-1 en el marcador, se podía olfatear el segundo uruguayo, hasta que un disparo lejano de Wesley Sneijder y un hermoso cabezazo de Arjen Robben pusieron una ventaja de 2 goles que parecía insalvable.

La épica es, sin embargo, el ramo preferido de los uruguayos. Luego del milagro de Soccer City contra Ghana, Maxi Pereira logró recortar distancias al minuto 90, y los últimos 5 minutos fueron sencillamente de infarto: todos arriba, con la lanza en la mano, buscando el gol que forzara el alargue, y que finalmente nunca llegó. Y si, Uruguay se va, pero se va con la frente en alto y con la satisfacción del deber cumplido. Once guerreros que dejaron el corazón en cada partido y que demuestran que el bicampeón está de regreso. Que las noches épicas de los mundiales en blanco y negro no fueron casualidad, sino reflejo de una personalidad y un estilo de juego que se lleva en los genes. Y que hará que Sudamérica tenga un cupo más en el mundial que viene. Gracias Celeste.

sábado, 3 de julio de 2010

Y por esto es el deporte más hermoso del mundo...

Hoy en Johannesburgo, por 121 minutos, no sé vio el más lindo de los partidos. Es más, hasta ese momento, podría hasta decirse que era olvidable. Hasta que pasó lo impensado: barullo en el área de Uruguay, dos balones sacados sobre la línea y Luis Suárez termina sacándola con las manos. SI, CON LAS MANOS. Roja de libro, expulsión y tragedia charrúa... hasta que Asamoah Gyan falló el penal de oro. Y allí, en lo mental y en lo anímico, los vencidos se volvieron vencedores, el llanto se volvió risa, la tristeza se volvió celebración. El penalty final de Abreu fue un mero trámite: el partido se ganó en ese minuto loco.

Lo que vimos hoy en Soccer City fue fútbol en su estado más puro. Fue emoción destilada a su máximo grado de pureza, fue una ola que nos revolcó y nos recordó porque amamos tanto este deporte. Porque el fútbol tiene esa irresistible cualidad de recrear épicas batallas con la mera excusa de patear un balón. Hoy Suárez fue héroe - se inmoló y le salió. Sacrificó su presencia en semifinales (en ese momento incierta), su posibilidad de luchar por el pichichi, por meter a su equipo en la historia. Y seguro ya están pensando en hacerle una estatua.

Desde que terminó el partido he llegado a escuchar a gente hablando de merecimientos y de injusticias para Ghana. La lección para todos ellos es que en el fútbol las victorias no se merecen, se consiguen. Que Suárez recibió su castigo, y que Gyan, teniendo el pase a semifinales servido en bandeja de plata, no pudo concretarlo. No hay nada más que decir. Hoy me habría encantado ser uruguayo.

jueves, 10 de junio de 2010

Waka-Waka: ¿Folklore africano o plagio descarado?


Hace dos días fue oficialmente lanzado el video músical de la canción del Mundial: "Waka-Waka" de Shakira y Freshlyground. Lo curioso la canción, es el sospechoso parecido de la misma con un tema que Las Chicas del Can hicieron popular a principios de los 80, llamado "El Negro No Puede". Evidencia videográfica a continuación:



Shakira argumenta que el waka-waka es un canto de guerra típico africano, y que Las Chicas del Can lo tomaron de allí en primer lugar. La explicación es plausible, sin embargo, no es primera vez que a nuestra amiga le sucede algo de este tipo. Ya durante el Mundial pasado, Jerry Rivera demandó a la artista colombiana por utilizar un fragmento de su tema "Amores como el nuestro" en la canción oficial de Alemania 2006, "Hips don't lie", que interpretó junto a Wyclef Jean antes de la final del torneo. Al paso que vamos, la canción oficial del 2014 tendrá un fragmento de "El Baile del Perrito" :)

domingo, 6 de junio de 2010

Las 5 camisetas más bonitas de Sudáfrica 2010


5. Argelia (visitante): La segunda camiseta de los zorros del desierto destaca por su color verde esmeralda, y los vivos en rojo y blanco, con el estilo "bodypaint" que caracteriza a la colección 2010 de de Puma. Es probable que Ghezzal, Bougherra y compañía la utilicen en su partido contra Inglaterra el 18 de este mes. ¿Podrá ser Argelia el 'tapado' del Grupo C?







4. Alemania (local): Un sobrio diseño de Adidas vestirán los teutones en el Mundial de este año, cuando debuten frente a Australia el próximo domingo 13 de junio. Al clásico diseño blanco y negro de la bandera prusiana, se le suman 11 líneas en bajorrelieve del lado izquierdo del pecho (3 en negro, rojo y amarillo), que representan a los 11 jugadores de la Mannschaft, ¿Será con esta camiseta que Philip Lahm levante la copa del tetracampeonato alemán?







3. Holanda (local): La camiseta de Holanda versión 2010 tiene la peculiaridad de ser la primera camiseta oranje que incorpora vivos en color negro y blanco, cuando históricamente han sido de uno u del otro, nunca juntos. Para fabricar cada una de estas camisetas, el fabricante norteamericano utiliza 8 botellas plásticas recicladas, una linda iniciativa para todos aquellos amantes de lo verde. Es probable que Robin Van Persie anote su primer gol de la copa vistiéndola, ¿pero podrán los holandeses levantar su primera copa, y hacer honor a la Naranja Mecánica de los '70, el mejor equipo del mundo que nunca levantó el trofeo?





2. Selecciones africanas - Africa Unity Kit (3er kit): Esta hermosa camiseta nace de una loable iniciativa de Puma - crear un kit común para todas las naciones africanas, que representara la unidad del continente y que todos los equipos patrocinados por la casa germana pudieran usar como tercer uniforme. El diseño comienza con color azul cielo a la altura del pecho, representando el siempre despejado horizonte africano. Dicho color va degradando hasta llegar a un tono ocre alrededor de la cintura, que representa los arcillosos suelos del continente, donde estrellas como Drogba, Eto'o y Muntari dieron sus primeros pasos.






1. Inglaterra (local): Sobriedad y elegancia. La camiseta inglesa para el Mundial 2010 -fabricada por Umbro- es un fino ejercicio que demuestra el eterno principio de que más es menos. Un corte retro con cuello en polo, y vivos rojos en el logo y los números, nos hacen recordar a aquel equipo que tocó la gloria en Inglaterra 1966. Y si miramos a los Pross vesión 2010, podríamos afirmar que hombre por hombre bien podría ser la mejor selección inglesa de la historia. Rooney, Lampard, Gerrard, Barry, Carrick, Cole, Lennon y hasta el inédito Peter Crouch forman parte de uno de los equipos más temibles de la Copa. ¿Será por fin la hora del bicampeonato inglés?

¿El Fantasma de Stamford Bridge?

Hoy cayeron Obi-Mikel y Arjen Robben. ¿Qué tienen ambos en común?

Ambos juegan o han jugado en el Chelsea, al igual que Michael Ballack, Michael Essien, Jose Bosingwa y Didier Drogba. Todos ellos se pierden el Mundial de Sudáfrica (salvo milagro quirúrgico en el caso de Drogba). ¿Mala preparación física del cuerpo técnico de los Blues, mal estado del campo, o coincidencia desafortunada para todos estos jugadores?

Hay que llamar a Mulder y a Scully para que nos ayuden con esto.